¿Conoces el origen del Papel?

¿Conoces el origen del Papel?

El papel, ese material tan versátil que conocemos en la actualidad, tiene un antiguo origen. Su historia la podemos encontrar a lo largo de 2200 años antes de nuestra época. Y su origen lo hallamos en China.

Fueron lo inventores chinos los que iniciaron las investigaciones y experimentos con un material de origen natural y muy rico en fibras. Cuando estas fibras pasaban por el proceso de calentamiento, secado y prensado, surgía un nuevo material. Y podía usarse en hojas, pero también en otros muchos objetos, tales como cuerdas y bolsas. La técnica, aunque no muy fiable, era la misma técnica que se utiliza en Egipto hace 2000 a.C., cuando procesaban la planta papiro. Aunque, realmente, el proceso también era muy lento y dependía de la disponibilidad de papiro que tuviesen.


«… en plena Revolución francesa, se originó en 1803 la máquina Fourdrinier. Luego, al avanzar los años, esta máquina se impulsó con vapor revolucionando completamente el proceso de fabricación del papel. Tanto, que actualmente en la industria moderna de papel, se siguen usando las técnicas básicas de esta máquina.»

¿Cómo fueron los inicios del Papel?

El proceso de creación del moderno papel que conocemos, se inició en el siglo II d.C. Y fue gracias al inventor Cai Lun, oriundo de China. El proceso consistía en tomar diversos materiales como pulpa de la madera, algodón, tela reciclada y hasta redes de pesca. Todo esto era sumergido en agua a una alta temperatura, pero no lo suficiente para que no se destruyeran las fibras y estructura de cada material. Mientras el material estaba sumergido debía ser removido para lograr desenredar cada fibra. Luego, con la ayuda de una máquina, que era accionada por animales o humanos, era prensada porción por porción de esta mezcla de fibras. Como consecuencia de la presión, toda el agua era extraída y la materia se volvía muy delgada y seca, convirtiéndose en papel.

Pero, el proceso de creación mediante prensado, de la época, no era útil para fabricar papel en hojas grandes. Solo se podían crear hojas pequeñas, como del tamaño de un cuaderno. Y era extraño y muy costoso fabricar hojas largas formando pergaminos, y al crearlos eran solo usados por miembros de la nobleza y el gobierno de China.

Y así se creó y utilizó por varios siglos. En los siglos III y el IV se profundizó el uso del papel en toda China.  Y entre los siglos III y VII esta creación llegó a Japón.

El papel y su expansión por el mundo

Investigando en la historia, nos encontramos con datos que muestran que los pueblos islámicos conocían el papel desde antes que conocieran su proceso de fabricación. Es que la receta del papel estuvo celosamente guardada por por los chinos por un buen lapso. Según algunos informes, la población árabe descubrió el proceso de fabricación del papel, luego que sucediera la Batalla de Talas en el 751, exactamente donde se encuentra actualmente Kirguistán.

Cuando esto sucedió, se crearon y extendieron las fabrica. Los molinos islámicos para fabricar papel se extendieron a paso lento con rumbo al oeste, logrando llegar en el 793 a Bagdag, en el 900 a Egipto, y en el 1100 a Marruecos.

Mejoras en el proceso de fabricación

Ya en tierras musulmanas, el proceso de fabricación del papel sufrió algunas mejoras, incorporándose incluso técnicas nuevas. Por ejemplo la creación de hojas de papel de mayor grosor, y la invención de maquina con mejores procesos. Sin duda alguna significaron un gran avance para el papel, y permitió su popularización en el arte, los libros y encuadernación. Es que entre los siglos IX y X, se considera una época en la que se crearon libros cual obra de arte. Se encuadernaban con cuero y se cosían con la seda.

Su llegada a Europa

Fue en el transcurso del siglo XI, que el papel pisó tierras europeas. Iniciando su incursión por Sicilia, por diversos reinos pertenecientes a la España actual, y también llegó al área islámica en la Península Ibérica. Luego, al finalizar el XII y durante el siglo XIII, algunos países como Italia, Francia, Holanda y Alemania, abrieron sus propias fabricas para producir papel. Extendiéndose luego, en el siglo XV, a Inglaterra y Suiza. Así que ya a mediados del siglo XVII, los países principales de Europa, poseían todos sus propias fabricas para crear papel. Claro, seguían siendo procesos bastantes lentos.

Desarrollo de la fabricación del Papel

A pesar de la extensión de uso y fabricación del papel por gran parte del mundo, siguió siendo un proceso bastante costoso. Por lo que su uso no era muy popular. Pero todo cambió en el XIX, cuando Francia sorprendió a todos con la invención de una «maquina de papel continuo». Esta maquina revolucionó el mundo del papel, ya que se logró a partir de su creación, la producción rápida y en cantidades, para luego ser cortadas las hojas del tamaño que se requerían.

Al llegar esta maquina a Inglaterra, en plena Revolución francesa, se originó en 1803 la máquina Fourdrinier. Luego, al avanzar los años, esta máquina se impulsó con vapor revolucionando completamente el proceso de fabricación del papel. Tanto, que actualmente en la industria moderna de papel, se siguen usando las técnicas básicas de esta máquina.

Yolena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *