Las propiedades del papel y otras características

Las propiedades del papel y otras características

Tanto el cartón como el papel, presentan una extensa variedad de características . Así, se logra crear una amplia gama de papeles, en las que difiere, ligera o enormemente, cada propiedad. Cada una de esas diferencias, son el resultado de aplicar métodos y ensayos completamente estandarizados. Además, son propiedades que se encuentran especificadas en cada país productor de papel, por asociaciones de ingeniería o industriales.

Las propiedades del papel que describiremos a continuación, las hemos separado en tres grupo principales. Primero las propiedades físicas o básicas, que son las más conocidas. Y entre las que destaca el gramaje y el calibre del papel. Como segunda agrupación, tendremos las propiedades ópticas, siendo estas las que más influyen en la venta. Entre ellas se encuentra el acabado, el brillo y el color. Por último, nos encontramos con las propiedades relativas a la Resistencia, características que tienen incidencia directa sobre la durabilidad y tolerancia del papel a distintas fuerzas o presiones. Como ejemplo, están las resistencia a la rotura , la dureza o la rigidez del papel.

«Todas las clases de papel, cuentan con cierta cantidad de humedad, pudiendo variar ésta dentro de un rango del 2 al 12 %. Siempre dependiendo del grado de refinación, de su humedad relativa, de la clase de pulpa que se utilizó y hasta de los agentes químicos usados en su fabricación. Casi todas las características físicas podrán sufrir cambios por efecto de la variación de la humedad en el papel. «

Propiedades Físicas

Son las propiedades que definen las características básicas de la hoja de papel. Muchas de ellas son conocidas por su gran influencia en el comportamiento del papel. Veamos cuáles son:

  • El gramaje. También llamado Peso base, es una de las principales propiedades del cartón y el papel. Se refiere al peso/unidad de superficie. Y puede expresarse de diversas formas:

Como los gramos que existen dentro un metro cuadrado, g/M2, las libras en cada 1000 pies cuadrados, y los Kilos o libras que hay en cada resma de 500 hojas.

  • El Calibre. Teniendo un determinado peso base, el grosor o calibre nos determinará lo denso o voluminoso del papel. Su medición se realiza por micrómetros, tomando la distancia perpendicular que hay entre 2 hojas que se encuentren bajo 1 Km/ cm2 de presión.

Dependiendo de la variación del calibre, se verán afectadas algunas propiedades como la calidad y la resistencia. El Gramaje o espesor del papel es muy importante en el papel destinado a la impresión o a las tarjetas.

  • La formación. Es un factor que indica la uniformidad en la distribución de rellenos y fibras en una hoja de papel. La gran mayoría de las características en una hoja, dependen de la formación. Siempre, el papel será tan resistente como lo es su área de mayor debilidad. Así que, si una hoja de papel se encuentra mal formada, mostrará ciertos puntos gruesos y otros más delgados, siendo estos últimos los débiles.

La formación afecta directamente a la resistencia, al calibre y la opacidad del papel.  

  • La Estabilidad dimensional. El principal ingrediente en la fórmula del papel es la fibra de celulosa, y esta tiene la capacidad de aumentar entre el 15 y el 20% su diámetro, al pasar de un estado seco a uno saturado o excesivamente húmedo. Por esto la absorción que pudiere tener el papel incidirán directamente sobre cambios en su tamaño. Afectando muy seriamente proceso como el de la impresión.
  • La humedad. Todas las clases de papel, cuentan con cierta cantidad de humedad, pudiendo variar ésta dentro de un rango del 2 al 12 %. Siempre dependiendo del grado de refinación, de su humedad relativa, de la clase de pulpa que se utilizó y hasta de los agentes químicos usados en su fabricación. Casi todas las características físicas podrán sufrir cambios por efecto de la variación de la humedad en el papel.

Las características Ópticas

Estas son las propiedades de mayor importancia al momento de la venta, aunque, pudieran incidir mucho o poco sobre las propiedades vitales en el papel.

  • El acabado. Este término describe la superficie del papel, tanto en su tacto como en su aspecto. Es, prácticamente, una característica compuesta que incluye la blandura, el brillo, la suavidad del papel, y alguna otra propiedad. No posee una unidad de medición, por lo que se expresa de manera subjetiva mediante la referencia de: Bajo, medio o Alto acabado.
  • El Color. Se refiere a la calidad con que una hoja emite o refleja la luz. Detallándose por el tono de la hoja, la saturación y el valor, es decir, por el tinta, la fuerza y la luminosidad respectiva. Mientras la hoja es de mayor blancura, reflejará en igual porcentaje los diferentes tonos del espectro, la luz azul, verde y roja. Casi todas las hojas con un equilibrado blanco, poseen un ligero tono amarillento. Y una hoja que posea un ligero toque azulado, será percibida por las personas como una hoja muy blanca.
  • El brillo. Mide el componente de la luz que se refleja perpendicularmente y lo compara con estándares conocidos. Es muy importante en la impresión de revistas. Se fabrica papeles de mayor o menor brillo dependiendo del uso que tendrá el papel.
  • La Fluorescencia. Representa la cantidad exacta del ingrediente blanqueador fluorescente utilizado en la fabricación del papel. Este agente químico blanqueador, posee la capacidad de absorber los rayos UV de la luz y luego reemitirla como una visible luz azul. Con una iluminación de componente UV, el papel se verá más brillante y azul.
  • La Opacidad. Es la propiedad que refleja el porcentaje de luz que no logra atravesar la hoja de papel. Si el papel es totalmente opaco, significa que es impermeable a la luz visible.

Propiedades relativas a la resistencia

Son propiedades que tienen incidencia directa sobre la resistencia y durabilidad de una hoja de papel. Entre ellas tenemos:

  • La compresibilidad del papel. es la propiedad relativa a la posible reducción del espesor del papel, mientras se mantiene bajo ciertas fuerzas de presión o compresión. Es una propiedad relevante en papeles usados para la tipografía o la impresión de huecograbado.
  • La resistencia a la Rotura. Se refiere a la cantidad de presión que puede resistir una hoja de papel hasta justo antes de poder romperse. Esta propiedad es de suma importancia en elementos como las bolsas de papel.
  • La dureza. Es el grado de resistencia que posee un papel frente a las posibles hendiduras que pueda hacerle algún instrumento como un bolígrafo o lápiz. Su medición se realiza con la ayuda del instrumento de medición Brentsen.

A parte de las características o propiedades aquí descritas, existen muchas otras que afectan también en mayor o menor medida el uso o calidad del papel. Por ejemplo, las relativas a la conductividad tanto eléctrico como térmica, la porosidad del papel, la composición, grano o la imprimibilidad entre otras.

Yolena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *