Proceso de fabricación del Papel ¡Conócelo!

Proceso de fabricación del Papel ¡Conócelo!

Puede decirse que la elaboración del papel es un proceso mediante el cual, múltiples sustancias, muy ricas en fibras, logran convertirse en las maravillosas láminas de papel. Es un proceso que se originó en China desde hace aproximadamente 2.000 años. Aunque, antes de su aparición se utilizaba en el mundo el pergamino y el papiro, cumpliendo funciones parecidas.

Mucho tiempo antes que Cai Lun inventara el papel, el Papiro de origen vegetal y el pergamino de origen animal, eran utilizados por los egipcios como soporte para la escritura. Pero, ninguno de los dos materiales poseía las ventajas y características que posee el papel.

«Para producir papel, la materia prima es el compuesto de pulpa de celulosa. Esta pulpa contiene fibras celulósicas en conjunto con materiales vegetales, aunque, también pueden incluirse ciertos materiales de origen sintético para aportar algunas características especiales al papel.»

¿Cómo se fabricaba el papel durante la antigüedad?

Se tiene pruebas que en China se utilizaba papel entre el siglo III y el siglo II a.C., aunque, utilizándose solo para envolver. Luego, entre los años 8 y 220 d.C. la producción de papel se destinó a la escritura, bajo una fórmula de elaboración que contenía: planta de morera procesada, trapos viejos, redes de pescas, fibras de líber de distintas clases de platas.

Durante el siglo II d.C., se popularizó grandemente el uso de papel como soporte para la escritura. Luego, al llegar el siglo VI, llegó el papel higiénico. Después, en el siglo VII, el papel se inició en uso de las bolsitas para el té. Y cuando llegó el siglo X, se iniciaría, por vez primera, el uso del papel moneda.

Pero, fueron los árabes que, al llegar el siglo VIII, pudieron descubrir la fórmula secreta para elaborar el papel. Pudiendo así, difundirlo por el mundo y llevarlo a Europa durante el siglo XI.

Ya en Europa, durante el siglo XII y en territorio andalusí, un primer molino de papel inició sus trabajos. Para luego, durante el siglo XIII, se construyeron en Sicilia las primeras fabricas o talleres, convirtiéndose el papel, para el siglo XVI, de uso muy popular por todo el territorio europeo.

Fabricación moderna del papel

La elaboración del papel con métodos modernos se inició en el transcurso del siglo XIX, gracias a la máquina llamada Fourdrinier. Este equipo tenía la capacidad de fabricar papel en rollos, en lugar de producir las hojas sueltas. Luego se creó maquinaria con la que se podía elaborar papel de forma rápida, partiendo de la pulpa de la madera.

Pero…  antes que se crearan todas estas máquinas industriales ¿Cómo se fabrica el papel? Bueno, haciendo un resumen bastante corte, el papel se fabricaba mediante un proceso donde se mezclaban diversas fibras y se suspendían en agua. Luego, lentamente se drenaba toda el agua, pasando al proceso de prensado, obteniendo al final una lámina de papel, seca y delgada.

La Materia prima para elaborar el papel

Para producir papel, la materia prima es el compuesto de pulpa de celulosa. Esta pulpa contiene fibras celulósicas en conjunto con materiales vegetales, aunque, también pueden incluirse ciertos materiales de origen sintético para aportar algunas características especiales al papel.

Las principales fibras para producir papel son la de madera, pudiendo también usarse las de lino, tela, algodón o bagazo de la caña de azúcar.

Otro material usado es el mismo papel reciclado, pues, luego de purificarlo y muchas veces hasta destintarlo, se hace una mezcla con algunas fibras vírgenes. Logrando así, crear nuevamente papel.

Básicamente, para hacer papel pueden utilizarse las fibras provenientes de cualquier especie vegetal. Pero, existen factores, como la calidad o la fuerza de las fibras, que pueden tornar complicado algunos procesos de la producción del papel. Por ejemplo, el proceso del pulpado. Debido a esto, son las maderas blandas las que contienen fibras fuertes y largas, especiales para conseguir alta resistencia en el papel. Pudiendo elaborarse embalajes y cajas.

Por otro lado están las maderas duras con fibras muy cortas, con lo que se producen papeles débiles. Los dos tipos de maderas, las blandas y las duras, son usadas en la elaboración del papel. Y muchas veces se mezclan sus fibras para lograr ciertas combinaciones de capacidad y resistencia del papel frente a la impresión.

Árboles usados en la elaboración del papel

En el proceso de elaboración del papel, se suelen utilizar los árboles de coníferas. Pues, contienen fibras largas y ayudan a la elaboración de papel de alta resistencia. Los árboles con madera blanda que más se utilizan para elaborar papel son: el pino, el abeto, la cicuta, el alerce y la picea.  Mientras que los árboles de madera dura más utilizados son el abedul, el álamo y el eucalipto.

Actualmente, ha crecido el interés del uso de árboles modificados genéticamente. Como ejemplo se tiene el álamo y eucalipto modificados de esta forma. Una de las importantes ventajas de estas especies modificadas es la gran facilidad para la descomposición de la lignina, además, del aumento en las tasas del crecimiento.

La fabricación de papel

Los pasos para elaborar el papel

Con el pasar de tantos siglos, el proceso de elaboración del papel ha sufrido diversas modificaciones. Pero, hoy en día, la fabricación del papel conlleva un conjunto de pasos y etapas básicas que te mostramos a continuación:

  1. Talar árboles. El primer paso necesario para fabricar el papel a nivel industrial, es talar los árboles. De estos se utilizarán los troncos y leños, pues, las ramas deben ser retiradas.
  2. Eliminar la corteza. Estos leños y troncos deben pasar por la maquina descortezadora. Allí se les despojará rápidamente de su corteza.
  3. Astillar la madera. En esta etapa del proceso, toda la madera sin corteza se lleva a la unidad del astillado. Allí es desmenuzada en diminutas tiras.
  4. El Pulpado. Este es un proceso en el que se elimina la lignina, pero sin proporcionar daño a la fibra, para dejar intacta su fuerza. Aquí se liberan las fibras y se elimina cualquier impureza que ocasione decoloración o hasta desintegración del papel. Todo esto se logra depositando las diminutas tiras de madera dentro de una enorme caldera a presión, mezclándose con agua.
  5. El Drenado. En la caldera utilizada en la etapa del pulpado se encuentra una mezcla con las siguientes partes: una de fibra por 200 de agua. Pues, una gran cantidad de esta agua es eliminada por medio de tamiza o rejilla.
  6. El Secado. El papel fibroso y crudo que queda después de drenar, se hace pasar por múltiples cilindros que secan y solidifican su estructura.  
  7. El Prensado. En este paso, el papel se somete a la unidad de prensado para igualar la forma y textura en su superficie.
  8. Tratamiento del papel. El último paso consiste el tratar el papel con almidón para sellar su superficie. Esto ayuda a que no absorba excesiva tinta al momento de imprimir en él.

Yolena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *